Últimas novedades en los tratamientos para los cristales de las gafas

Centros ópticos

Los últimos avances tecnológicos en el sector de la visión han hecho que los cristales de nuestras gafas tengan cualidades que a una persona de cierta edad le parecerían de ciencia ficción.

Actualmente la mayoría de fabricantes desarrollan tratamientos de manera que los cristales filtran de forma selectiva la luz perjudicial (azul-violeta y UV) al mismo tiempo que deja pasar la luz útil. También bloquean parte de la luz azul-violeta nociva, reduciendo en el índice de muerte celular en la retina.

Podemos encontrar lentes que además de ofrecernos un mayor confort visual, se limpian de manera mucho más fácil y tienen una gran resistencia a arañazos, rechazan el polvo e incluso podemos configurarlas con un factor de protección solar para los ojos.

Este tipo de tratamientos son especialmente útiles en los ojos de los niños, ya que como hemos comentado anteriormente están en desarrollo y ayudan a prevenir enfermedades oculares prematuras. Pero también son muy convenientes en adultos y personas de avanzada edad ya que al mejorar la experiencia visual evitamos forzar la vista con lo que ayudan a prevenir las arrugas, frenan la aparición de cataratas, asegura un rendimiento visual óptimo a lo largo del día y reduce la fatiga visual así como el picor, los ojos rojos o el escozor.

Algunas lentes tienen un tratamiento que repele el agua, esto hace que el agua no se acumule en su superficie y es especialmente útil en los días de lluvia. En una lente estándar, las gotas de agua se posan y se pegan a la superficie de la lente. Con este tratamiento las gotas se deslizan como pequeñas bolas por la superficie de la lente hacia fuera, sin dejar ningún rastro.

Un estudio clínico muestra que las lentes con tratamientos anti reflejantes mejoran la sensibilidad al contraste en un 20%* frente a una lente estándar sin tratamiento anti-reflejante. Esto se traduce en un mayor confort visual, especialmente para usuarios que trabajan con el ordenador o bajo luces fluorescentes.

También mejora el contraste percibido por los usuarios de gafas hasta 5 veces* más en un simulacro de conducción nocturna, combinado con luz tenue y reflejos de las luces de los coches.

*Estudio Clínico publicado por la Universidad de Canadá en 2001

En cualquiera de nuestras ópticas puedes informarte sobre los diferentes tratamientos que podemos ofrecerte para tus lentes, ¡ven a vernos!

Deja un comentario