Aumenta el síndrome de los ojos secos en la oficina

ojos-secos

En la revista online Women´s Health, Christopher Gelston, profesor asistente del departamento de oftalmología de la Universidad de Colorado, explica que el «síndrome de los ojos secos» afecta cada vez a más personas. Esto es debido a que las lagrimas se evaporan más rápidamente cuando el aire circula a través de respiraderos o ventiladores de techo.

Los principales afectados son aquellas personas que trabajan en oficinas, sobre todo en las que tienen aire acondicionado o calefacción seca.

El especialista asegura que es importante no descuidar esta condición, ya que si no es tratada puede llevar a desarrollar infecciones oculares y cicatrices en la córnea.

Existe una escala de tratamientos que van desde menos a más complejo. «La mayoría responde simplemente aplicando un lubricante ocular o lágrimas artificiales», sostiene.

Según publicó la revista «Cornea», investigadores estudiaron el síndrome en 12 adultos saludables, analizando cómo era su producción de lágrimas al exponerlos a dos tipos de ambientes diferentes: uno normal y otro seco. El primero se encontraba a 21 ºC y con un 40 % de humedad; y el segundo a la misma temperatura pero solamente con un 5 % de humedad.

El resultado fue que después de una hora, aquellos que estaban en un ambiente seco tuvieron los síntomas típicos del síndrome: resequedad y picazón en los ojos, irritación, ardor, visión borrosa intermitente, ojos rojos y la sensación de tener algo metido dentro.

A continuación, detallamos algunas medidas que Gelston recomienda para evitar tener el síndrome:

Descansar del aire acondicionado o de la calefacción siempre que sea posible, buscar ambientes con mayor humedad, lo que provocara que ésta suavice la superficie de los ojos y tener más lágrimas.

Si se trabaja con ordenador hacer pausas y mirar hacia diferentes partes cada cierto tiempo, de este modo los ojos pestañearan más.

Olvidarse del móvil si no es estrictamente necesario, así no se continúa forzando los ojos.

Las lentes de contacto pueden hacer que el síndrome de ojos secos empeore. Las lentes flotan en la humedad de los ojos y cuando ésta es escasa se produce fricción o irritación. Por lo que recomienda el uso de lentes de contacto por periodos cortos de tiempo o directamente no usarlos si existen molestias.

Utilizar un humidificador para regular la humedad en la oficina, es lo ideal, si no fuera posible, usarlo en el hogar.

Deja un comentario