Nos encontramos el otro día con esta noticia acerca de los productos más falsificados, como suele ser habitual encontramos que las gafas, especialmente las de sol, son el artículo más falsificado.

En la época que nos encontramos es frecuente que individuos sin escrúpulos se aprovechen del tirón de marcas famosas para vender imitaciones a precios ridículos y que mucha gente llevada por el afán de aparentar caiga en la trampa. Esto no solo es grave para los fabricantes originales de estos productos, en el caso de las gafas de sol es especialmente grave porque puede afectar directamente a nuestra salud visual y provocar grandes trastornos en los ojos.

Además de no contar con un filtro UV efectivo, a los efectos nocivos de la radiación hay que sumar que este tipo de gafas dilata todavía más la pupila haciendo que entren más rayos UV al interior del ojo y pudiendo causar y/o agravar lesiones como conjuntivitis, queratitis, lesiones en la córnea o quemaduras en la retina. ¿Arriesgarías tu vista o la de tus familiares o amigos por ahorrarte unos euros?

Las gafas de sol, tanto para los niños como para los adultos, deben estar homologadas y llevar la marca de la CE (Comunidad Europea) como estándar mínimo de calidad, la referencia de que cumplen la normativa actual y el número de categoría de filtro. 

Por supuesto, cualquier modelo que puedas encontrar en nuestras ópticas cumple estrictamente al 100% todos los requisitos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad