Empieza a la temporada de alergias.

Como todos los años y con el aumento de temperaturas, empieza una de las épocas más incomodas para algunas personas, la época de alergias. En este calendario podéis ver la afección de las principales en nuestro país:

En este proceso, y junto a otros síntomas alérgicos, es omnipresente la reacción ocular. Los principales síntomas son: picazón, lagrimeo excesivo, ojos rojos, secreción, inflamación o edema en los párpados.

La recomendación principal es evitar en la medida de lo posible el contacto con el alérgeno, lo cual, desafortunadamente, no siempre es sencillo. Si los síntomas son preocupantes deberán iniciarse un tratamiento, será un oftalmólogo especializado y el inmunólogo, quienes realizarán los estudios de diagnóstico para determinar el tipo y el grado de afección y las diferentes pautas de tratamiento y prevención.

Los principales tratamientos se basan en el uso de agentes antihistamínicos o antiinflamatorios locales, sistémicos o combinados. Puede ser de gran ayuda la aplicación de paños fríos y los lavados de los ojos con solución fisiológica fría. También, en ciertas ocasiones, la aplicación de colirios de esteroides suaves es un buen complemento, aunque se debe tener especial cuidado debido a los efectos adversos que éstos puedan producir en los ojos. Antes de aplicar cualquier remedio consulta a tu oftalmólogo.

Para aquellos que utilicen lentes de contacto, esta situación es muy incomoda, ya que el lagrimeo y la inflamación causa molestias en los ojos y visión borrosa. Utilizar lentes diarias en esta ocasión es una opción para reducir los síntomas de alergia. Al utilizar un nuevo par de lentillas todos los días, se reduce la acumulación de polvo, polen y otras sustancias irritantes.

Si no usa lentillas desechables, es importante limpiar frecuentemente las lentillas es estos periodos para eliminar todos los restos de alérgenos que puedan quedar adheridos a la lente.

Y recordad, ante cualquier duda acudid a un oftalmólogo.

Deja un comentario